html contador

Aprende a decorar tu casa por mucho menos de lo que imaginas

Si hay un lugar que muestre de manera más fehaciente nuestra personalidad y estilo, ése es nuestro hogar. La casa en la que vivimos habla de nosotros mismos mucho más de lo que creemos, especialmente de nuestro concepto de comodidad y estética. Por el contrario, es cierto que no siempre tenemos el tiempo o dinero necesarios para decorar nuestra vivienda tal y cómo nos gustaría, y en no pocas ocasiones pensamos que cambiar lo que no nos gusta sale demasiado caro.

  • Tapiza tus sillones y sillas. No hay una forma más fácil para cambiar el aspecto de cualquier salón o salita que cambiar el tapizado de los sillones y del sofá. Apuesta por colores innovadores como el rosa o el violeta, y si tu salón es de estilo minimalista y monocromático, no dudes en romper con una tapicería viva y estampada. Conseguirás un aire renovado con un pequeño gesto.
  • Pinta una pared. Cambiar el color de una de las paredes del salón o el recibidor dará un toque lleno de glamour a cualquier estancia. Deja el resto de paredes en el color original y pinta sólo una de ellas en un color rompedor que haga contraste, como el negro o rojo en caso de que el resto sea blanco. Esta diferenciación te permitirá crear un espacio diferente en el que poner, por ejemplo, una librería y un sillón a modo de biblioteca casera. Otra opción consiste en convertir una de las paredes en un cuadro de grandes proporciones cubriéndola en su totalidad con alguna fotografía familiar o de una ciudad a gran escala. En el caso de los cuartos infantiles, opta por escoger una de las paredes y conviértela en una gran pizarra, desarrollarás la imaginación de tus niños y tu casa ganará en estilo.
  • Haz tu propio cabecero. Si quieres dar un toque original a tu habitación crea tu propio cabecero a base de cuadros de diferentes tamaños o de espejos. Además, podrás crear un espacio singular en cualquier estancia de la casa añadiendo un mosaico circular de espejos y apoyándolo, por ejemplo, sobre un aparador.
  • Apuesta por el amarillo. Este color, a pesar de haber estado siempre presente en decoración en sus versiones más ocres, conseguirá que tu casa hable por sí sola gracias a su vitalidad y alegría. No sobrecargues y apuesta por un amarillo suave y alegre en visillos, fundas de cojines o flores.
  • Visita un anticuario. En las tiendas especializadas de tu ciudad, y en los clasificados de páginas web de venta online, encontrarás auténticos tesoros vintage que darán a tu casa un aspecto único. Mezcla lo antiguo con lo nuevo y consigue ambientes con personalidad. Si tienes que escoger, compra pequeñas piezas que incluyan cristal, cerámica o esmaltes.

Otras opciones para decorar tu casa de forma económica e innovadora pasan por: comprar una alfombra de corte clásico para una casa moderna, adquirir artesanías, o tejer tú mismo fundas en ganchillo para tus cojines. Si además tienes la suerte de estar viendo propiedades para una posible compra, realiza algunos cambios como componer el suelo de la cocina a base de baldosas de diferentes colores. Buenos consejos para convertir tu casa en un lugar para vivir y soñar.

Vota este artículo!

Dejar un Comentario

 

¡Coméntalo en Facebook!